Mostrando artículos por etiqueta: adaptación

Las consecuencias de la crisis climática se notan en todos los rincones del mundo y todas las proyecciones apuntan que irán a más. Hoy un nuevo estudio avanza que las sequías estivales en Europa serán cada vez más severas y extremas, y que en la Península Ibérica sus efectos serán especialmente acusados.

La investigación, liderada por científicos de la Universidad Ludwig-Maximilian de Munich, Alemania, recuerda que las sequías de los años 2003, 2010 y 2018 han causado en Europa “considerables costes sociales, económicos y medioambientales” y subraya que investigar la evolución de las sequías en el futuro es crucial para dar una respuesta adecuada a la crisis climática.

El estudio, publicado este martes en Frontiers in Water, avanza que para final de siglo la situación será mucho peor e identifica cuatro ‘puntos calientes’ para el futuro: Francia, los Alpes, el Mediterráneo y la Península Ibérica.

“Se observa una clara tendencia hacia más sequías estivales, más largas y más intensas, en términos de déficit de precipitaciones”, apunta Magdalena Mittermeier, autora principal del estudio junto a Andrea Böhnisch, ambas de la Universidad Ludwig-Maximilian.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las sequías son el peligro más grave para los cultivos y el ganado en todas las partes del mundol, y se calcula que 55 millones de personas se ven afectadas por ellas cada año.

Sequías extremas

El estudio pronostica que entre 2080 y 2099, en la zona mediterránea los porcentajes de sequías extremas de verano se disparan hasta el 80 %, si bien, la Península Ibérica, es el lugar con más probabilidad de sufrir sequías severas: del 96 % en julio y del 88 % en agosto. Además, los valores absolutos de precipitación en julio y agosto también son bajos en el periodo de referencia.

“Nuestro estudio muestra que si el cambio climático no disminuye, el riesgo de sequías en los puntos calientes empeorará drásticamente. Pero además, en algunas regiones en las que las sequías desempeñan actualmente un papel menor, se prevé que el riesgo de sequía en el futuro se agrave. Los Alpes deberían considerarse un futuro punto caliente adicional”, concluye Mittermeier.

Fuente: EFEVerde

Publicado en Extremadura

La Comisión Europea ha presentado hoy la nueva Estrategia de la UE sobre adaptación al cambio climático. El documento reconoce que, a pesar de los esfuerzos realizados a nivel europeo y global para mitigar los efectos del cambio climático, es necesario tomar medidas para paliar los daños producidos por las consecuencias inevitables. Dichas consecuencias van desde las olas de calor, el aumento de las sequías, la deforestación o el aumento del nivel del mar. Estos cambios afectarán a la economía, salud y bienestar de los ciudadanos europeos.


La Comisión aspira a llamar la atención de todos los sectores sociales y de las administraciones públicas sobre los problemas generados por el cambio climático para garantizar su preparación. El texto, que se enmarca dentro de la dimensión exterior del Pacto Verde Europeo, ha sido elaborado a partir de la evaluación de la Estrategia Europa 2013 y de una consulta pública en la que participaron numerosos agentes que podrían verse afectados por este cambio. Además, está intrínsecamente relacionada con la Ley Europea del Clima, de la que la Comisión ya ha presentado una propuesta legislativa. El objetivo principal de este texto es señalar la necesidad de fortalecer la resiliencia frente al cambio climático y garantizando la concienciación y la preocupación pública de cara a la adaptación a los efectos del cambio climático, tal y como se ha señalado desde el ámbito científico.

Esta nueva estrategia se estructura en torno a cuatro ejes: mejorar el conocimiento de los impactos climáticos y las soluciones de adaptación; intensificar la planificación de la adaptación y las evaluaciones de los riesgos climáticos; acelerar las medidas de adaptación; y ayudar a reforzar la resiliencia frente al cambio climático a escala mundial. Entre las medidas específicas presentes en este documento esta la mejora y ampliación de la Plataforma Europea de Adaptación al Clima, dentro de la que se creará un observatorio sanitario específico para mejorar el seguimiento, el análisis y la prevención de los efectos del cambio climático en la salud. Así mismo, se mejorarán y ampliarán los sistemas de obtención de datos a través de los múltiples programas de I+D+i que existen a nivel europeo, que permiten prever los efectos del cambio climático y planificar el riesgo sobre determinadas actividades. Se propondrán soluciones basadas en la naturaleza para la eliminación de carbono, como por ejemplo la certificación de métodos para la captura de dióxido de carbono en suelos agrícolas y el desarrollo de los aspectos financieros de estas iniciativas. La UE creará un mecanismo piloto de apoyo a las políticas para ayudar a las autoridades locales y regionales en el marco del Pacto de los Alcaldes de la UE. Además, la Comisión aumentará el peso otorgado a la resiliencia al cambio climático, así como el asesoramiento sobre este asunto en sus actividades futuras. Por último, el documento de la Comisión establece la necesidad de coordinar estos esfuerzos a nivel internacional mediante el aumento de la financiación y el establecimiento de compromisos e intercambios de información en materia de adaptación con otros países.

Pueden consultar el documento completo en el siguiente enlace.

Publicado en Extremadura