Noticias La NASA señala mayo de 2016 como un nuevo récord mundial de calor

La NASA señala mayo de 2016 como un nuevo récord mundial de calor

La NASA señala mayo de 2016 como un nuevo récord mundial de calor

El año en curso va camino de ser el más cálido de la historia reciente del planeta y de superar la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera.
 

Los datos preliminares difundidos por la NASA indican que el mes de mayo de este año ha batido récords, alcanzando una temperatura media global 0,93ºC por encima de la media del periodo de referencia (1951-1980), lo que convirtió la primavera en el hemisferio norte en la más cálida que se haya registrado.

 

Imagen de la NASA

 

Mayo de 2016, zonas con mayores desviaciones (en rojo y naranja)
respecto a las temperaturas habituales (NASA)
 

Especialmente cálido fue en el Ártico, lo que ha provocado que el periodo de deshielo haya comenzado muy temprano y que la cobertura de nieve en el hemisferio norte sea extremadamente reducida.
 

Hay que resaltar que a pesar de la desaparición del fenómeno El Niño, hace aproximadamente dos meses, no ha frenado el calentamiento global; aunque, también es cierto que, el récord de temperatura del mes de mayo es ligeramente inferior al que habían marcado los meses de febrero, marzo y abril, según los datos proporcionados por la NASA.
 

El fenómeno El Niño, en cambio, sí que está teniendo un efecto acumulativo en la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera. Según un estudio el 2016 será con toda probabilidad el primer año con una concentración de CO2 en la atmósfera superior a las 400 partes por millón, tomando como referencia la estación de Mauna Loa (Hawái,EE.UU.). La barrera de las 400 partes por millón ha sido superada con datos mensuales en varias ocasiones pero hasta ahora no se había rebasado durante un año completo.
 

Este estudio, destaca que “la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera está aumentando año tras año debido a las emisiones humanas, pero este año se está recibiendo un impulso adicional debido a la reciente desaparición de El Niño, que provocó cambios en la temperatura de la superficie marina del Océano Pacífico tropical”.
 

El fenómeno El Niño calienta y reduce la humedad en los ecosistemas tropicales, reduciendo su absorción de carbono, y aumentando los incendios forestales.
 

El registro de datos sobre CO2 atmosférico en la estación de Mauna Loa se inició en 1958. Los primeros datos mostraban promedios anuales de 315 partes por millón, y en los últimos años se registran aumentos de 2,1 partes por millón al año. Se calcula que la concentración promedio en el año 2016 será de 404,45 partes por millón.