Lunes, 05 Septiembre 2022 12:32

La Junta de Extremadura apuesta por acelerar la presencia de renovables en las aportaciones que ha presentado al Plan nacional de Seguridad Energética

Extremadura ha presentado 40 aportaciones al MITERD para el Plan de Contingencia de Seguridad Energética que, enfocadas en el ahorro y la eficiencia energética, tratan de intensificar y multiplicar el peso de las energías limpias en el consumo, y adicionalmente, favorecer el desarrollo de una industria sostenible en línea con el Plan Extremeño Integrado de Energía y Clima.

Extremadura se muestra solidaria con las medidas planteadas por Europa poniendo de manifiesto su gran esfuerzo en la generación de energía eléctrica renovable, pero considera que el consumo extremeño de gas ofrece posibilidades limitadas de recorte, constatando que el consumo de gas se ha reducido un 4,5% en Extremadura en el acumulado hasta julio de 2022, una contracción de 54,5 GWh. Es por ello, que las aportaciones extremeñas se centran en medidas para la electrificación de la economía y para incentivar el despliegue de energías renovables, con el objetivo de caminar hacia un escenario de completa descarbonización.

Para ello, se proponen medidas en diversos ámbitos, como acelerar los concursos de nuevos puntos de conexión a la red que permitan seguir aprovechando el potencial renovable que alberga la región; o una mayor flexibilidad en la planificación de la red de transporte que atienda ágilmente las necesidades de demanda de energía eléctrica asociadas a nuevos proyectos industriales que puedan surgir en el corto plazo y que requieren de elevados consumos.

También se propone promover y agilizar la repotenciación de instalaciones renovables existentes, así como el impulso a la incorporación de almacenamiento en los proyectos y a la hibridación entre tecnologías, tanto en instalaciones nuevas como en las que ya se encuentran en operación. Es por ello y en aras de favorecer un reparto de cargas entre administraciones, que se propone la elevación a 300 MW de la competencia autonómica en la tramitación de proyectos de generación de energía eléctrica a partir de renovables.

Específicamente en autoconsumo se pide reforzar la política de incentivos para seguir impulsando su despliegue especialmente en pymes y particulares; simplificar su tramitación administrativa cuando se trata de instalaciones sobre cubierta, suprimiendo la necesidad de la autorización administrativa previa independientemente del tamaño; regular a favor de que el autoconsumo sin excedentes no tenga la consideración de  instalación de producción al no inyectar energía excedentaria a la red, lo cual significaría que su construcción no requiere autorización administrativa previa, independientemente de su tamaño. Asimismo, respecto del autoconsumo compartido, dado el predominio rural en muchas zonas de España, y la presencia de amplios polígonos industriales, se solicita ampliar a 2 kilómetros la distancia máxima entre los puntos de generación y consumo.

La Junta de Extremadura considera oportuno poner en marcha sendos planes de choque para la eficiencia energética en edificios administrativos, principalmente hospitales, y también en los hogares mediante planes de incentivos para sustituir electrodomésticos e instalaciones de calor/frío por otras más eficientes.

Respecto de las empresas, se consideran necesarios, entre otros, incentivos para implantar el cálculo de la huella de carbono y sistemas de gestión de energía, así como actuaciones específicas de ayudas para el sector agropecuario y el sector comercial.

Para avanzar en la electrificación y en la implantación de gases renovables en el transporte se propone un marco normativo favorecedor de la movilidad sostenible, acompañado de un plan de choque para infraestructura de recarga, un plan de inversión nacional de despliegue de la red que permita el transporte de hidrógeno verde y el fomento de la penetración de biocombustibles en este sector del transporte, así como una transición más rápida a la electrificación de la red ferroviaria actual para transporte de mercancías y personas. Asimismo, se considera necesario el apoyo para la implementación de planes de movilidad en las empresas.

Con carácter transversal se plantea el establecimiento de mecanismos de incentivación fiscal en los tributos para favorecer la transición energética en áreas sostenibles como el autoconsumo fotovoltaico, la rehabilitación energética o la movilidad eléctrica.

Extremadura defiende una mejora de las redes de transporte con las regiones limítrofes (nacionales e internacionales) por medio de red ferroviaria electrificada (tanto AVE como convencional) y un avance en la conectividad con Portugal mediante tubo para dar salida al potencial de generación de hidrogeno verde u otros gases renovables.

Por último, se considera preciso desarrollar un gran esfuerzo en materia de sensibilización a la ciudadanía española para concienciarla sobre la relevancia del ahorro y la eficiencia energética e involucrarla en el cambio de hábitos para afrontar las turbulencias energéticas por las que atravesamos.

Fuente: Juntaex.es

Visto 42 veces