Finalmente el Gobierno de Estados Unidos, tal y como anunció el 1 de junio de 2017 en Washington su presidente Donald Trump, empezó hoy el proceso formal para retirarse del Acuerdo de París, el mayor pacto vinculante frente a la crisis climática y que establece un plan de acción mundial para limitar el calentamiento global.

Si bien Estados Unidos fue uno de los primeros paises en ratificar sus compromismos con el denominado Acuerdo de París, el punto 28 del mismo indica que cualquier país que haya ratificado el acuerdo, solamente podía solicitar su salida tres años después de su entrada en vigor, este periodo de gracia ya se ha cumplido. Una vez presentada formalmente la petición, tiene que pasar otro año para que la salida del acuerdo sea efectiva, por lo que Estados Unidos se desvinculará del pacto el 4 de noviembre de 2020.

“El presidente Trump tomó la decisión de retirarse del Acuerdo de París debido a la carga económica injusta impuesta a los trabajadores, las empresas y los contribuyentes estadounidenses por las promesas de Estados Unidos hechas en virtud del acuerdo”, defendió el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado. El jefe de la diplomacia estadounidense aseguró que desde el anuncio del abandono del pacto Estados Unidos “ha reducido todos los tipos de emisiones, incluso a medida que crece la economía y el Gobierno garantiza el acceso de los ciudadanos a energía asequible”.

Una vez completado el proceso de retirada, EE.UU. se unirá a Nicaragua y Siria, los únicos dos países no firmantes de los compromisos adoptados en París por casi 200 naciones.

Fuente: EFEVerde

Noticia original: https://www.efeverde.com/noticias/ee-uu-inicia-proceso-formal-retirarse-del-acuerdo-paris/

 

Finalmente será Madrid la ciudad encargada de acoger la cumbre del Clima de Naciones Unidas, en la cual se desarrollará la XXV Conferencia de las Partes, más conocida como COP25. Inicialmente Chile era el país donde iba a tener lugar la reunión internacional, pero las protestas hicieron que el miércoles el presidente Sebastián Piñera renunciara a celebrar la cumbre. Pero menos de un día después de ese anuncio, Piñera y el presidente español en funciones, Pedro Sánchez, acordaron que Madrid sustituiría a Santiago de Chile. Así lo ha confirmado la ONU en un breve comunicado en el que recuerda que esta cita se celebrará dentro de un mes, entre el 2 y el 13 de diciembre. 

En todo caso, Chile mantendrá la presidencia del encuentro, lo que supone coordinar las negociaciones de los delegados de los casi 200 países que asistirán a la conferencia. En total, se estima que la asistencia rondará las 25.000 personas. Los pabellones de Ifema acogerán el evento, que en sus últimos días coincidirá con la feria de antigüedades Almoneda. En 2018 el espacio —un consorcio de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, la Cámara de Comercio y la Fundación Montemadrid.—organizó más de 700 actos, congresos y eventos de ocio. La decisión de que Madrid fuera la sede se cerró en coordinación con la ONU, aunque faltaba que el llamado bureau de la COP, una especie de mesa ejecutiva permanente, diera el visto bueno. En principio, se esperaba que sus miembros, una decena de personas, se reunieran el lunes. Pero su presidente, el polaco Michal Kurtyka, ha decidido adelantar los contactos entre todos para que la decisión se tomara este viernes, como así ha ocurrido.  

España nunca ha acogido una cumbre del clima. Estas reuniones, que se celebran normalmente de forma anual desde 1995, se suelen organizar con 12 meses de antelación. A pesar del poco tiempo disponible, fuentes del Ejecutivo muestran su confianza en que se podrá llegar a tiempo. La ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, se puso en contacto con los partidos políticos para anunciarles el ofrecimiento que había hecho España a Chile. Unidas Podemos, a través de su parlamentario Juan López de Uralde, ha mostrado públicamente su apoyo para que se celebre la reunión en Madrid.

La conferencia de la ONU que ahora se celebrará en Madrid debe servir para que los negociadores de los países terminen de cerrar el reglamento de desarrollo del Acuerdo de París contra el calentamiento, que se debe empezar a aplicar durante la próxima década. Pero, además, se espera que se incremente el número de naciones que se comprometen a elevar sus planes de recorte de emisiones de efecto invernadero, que, de momento, no son suficientes para que el calentamiento global se quede dentro de unos límites manejables. Estas cumbres también sirven como lugar de encuentro y de presentación de los últimos informes climáticos de expertos, de empresas, organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales.

Fuente: elpais.com

Noticia original: https://elpais.com/sociedad/2019/11/01/actualidad/1572618995_508675.html

Tal y como recogen gran cantidad de estudios e informes, las zonas de alta montaña presentan una especial vulnerabilidad a los impactos relativos al cambio climático. Un ejemplo de esto son las conclusiones extraidas de un estudio publicado este martes por la Academia Suiza de Ciencias Naturales, en el se indica que el calentamiento global ha provocado que los glaciares suizos hayan perdido un 10% de su volumen total en los últimos cinco años, lo cual supone el mayor descenso observado en un siglo.

En concreto, en los últimos doce meses el deshielo de los glaciares fue del 2 % y alcanzó “niveles récord” este verano debido a las olas de calor que sufrió Europa, según los datos recogidos por la Comisión de Expertos de la Criosfera en sus mediciones en 20 glaciares suizos. Durante las dos intensas olas de calor a fines de junio y julio, se derritieron en los glaciares suizos masas de nieve y hielo equivalentes al consumo nacional de agua potable en un año”, dijeron los expertos en declaraciones recogidas por la televisión suiza RTS.

Por otro lado, un reciente estudio de la Escuela Politécnica de Zúrich advierte que si no se reducen las emisiones de gas invernadero, responsable del calentamiento global, los 4.000 glaciares alpinos se reducirán en más de un 90% a finales de siglo. Más de 500 glaciares de Suiza ya han desaparecido por completo en estos últimos 100 años, especialmente en el este y el norte de los Alpes.

Fuente: EFE Verde

Noticia original: https://www.efeverde.com/noticias/glaciares-suizos/

El sector agrario es uno de los principales sectores productivos de Extremadura, y por lo tanto una parte importante de emisiones de GEI se encuentran asignadas al mismo. Alineada en la lucha contra el cambio climático, la Junta de Extremadura ha activado las Ayudas a la implantación de sistemas de riego que promuevan el uso eficiente del agua y la energía en las explotaciones agrarias de Extremadura. Un riego eficiente promueve no solo la reducción de gasto energético, también de gasto en insumos como los fertilizantes inorgánicos y por lo tanto también reduce emisiones de otros importantes GEI como el óxido nitroso (N2O)

Con la finalidad de  Contribuir a la mejora de los resultados económicos de las explotaciones y facilitar la reestructuración y modernización de las mismas. En particular, con estas ayudas se pretenden fomentar las actuaciones siguientes:

1. La realización de obras, instalaciones y cambios en los métodos o sistemas de riego que mejoren la eficiencia en el uso del agua o fomenten el ahorro de energía en las explotaciones agrarias de regadío (mejora y modernización de regadíos preexistentes).

2. La puesta en riego de explotaciones de secano mediante la implantación de métodos o sistemas eficientes de riego (aspersión, microaspersión, goteo, exudación) que propicien la economía del agua con el fin de mejorar la viabilidad y competitividad de las explotaciones agrarias.

El plazo de presentación de las solicitudes va desde el 8 de octubre al 7 de noviembre, ambos inclusive.

Mas información: https://ciudadano.gobex.es/buscador-de-tramites/-/tramite/ficha/3140

 

 

Copernicus es el Programa de Observación de la Tierra de la Unión Europea, que mira a nuestro planeta y su medio ambiente para el máximo beneficio de toda la ciudadanía europea. Ofrece servicios de información basados en datos de observación de la Tierra por satélite y en datos in situ (no espaciales).

La Comisión Europea coordina y gestiona el programa, en cuya ejecución colaboran los Estados miembros, la Agencia Espacial Europea (ESA), la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (Eumetsat), el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo, las agencias de la UE y la empresa Mercator Océan. 

Se utilizan enormes cantidades de datos globales procedentes de satélites y sistemas de medición terrestres, aéreos y marítimos para proporcionar información que ayude a los proveedores de servicios, las administraciones públicas y otras organizaciones internacionales a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía europea. Los servicios de información proporcionados son de acceso gratuito y abierto para sus usuarios. Mediante observaciones in situ y por satélite, los servicios de Copernicus proporcionan datos globales en tiempo cuasirreal, también aplicables a necesidades locales y regionales, que nos permiten entender mejor nuestro planeta y gestionar de forma sostenible el medio ambiente en que vivimos.

Copernicus cuenta con un conjunto de satélites propios (las familias Sentinel), complementados con misiones participantes (otros satélites comerciales o públicos en órbita). Los satélites Sentinel están diseñados específicamente para responder a las necesidades de los servicios de Copernicus y sus usuarios. Con el lanzamiento del Sentinel-1A en 2014, la Unión Europea puso en marcha un proceso para poner en órbita una constelación de casi 20 satélites más antes de 2030.

Los servicios de Copernicus tratan y analizan esta multitud de datos procedentes de los satélites y los sistemas in situ para transformarlos en información con valor añadido entre los que se encuentran:

  • Cambio Climático
  • Vigilancia Atmosférica
  • Vigilancia Marina
  • Vigilancia terrestre
  • Emergencias
  • Seguridad

Los servicios Copérnico para la observación de la Tierra analizan 40 millones de datos diarios de satélites europeos y otras agencias para elaborar informes sobre el estado de la atmósfera, los océanos y la superficie terrestre.

Fuente: Portal Copernicus

 

 

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) advierte de que el aumento del nivel del mar y los fenómenos extremos se han intensificado en los últimos cinco años.

Los indicios y los efectos del cambio climático están adquiriendo una velocidad que nadie se esperaba. La Declaración sobre el estado del clima de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), incluida en el informe United in Science presentado en la cumbre de Nueva York, indica que el aumento del nivel del mar, el derretimiento de los hielos y la aparición de fenómenos meteorológicos extremos se han intensificado durante el periodo 2015-2019. Hay datos que evidencian que éste será “posiblemente” el quinquenio más cálido jamás registrado. Los datos de este organismo de la ONU muestran cómo ha aumentado la temperatura mundial en 1,1ºC desde la era preindustrial y en 0,2 ºC con respecto al periodo 2011-2015.

 

                                                  Fiordo de Inglefield Bredning (FOTO: STEFFEN OLSEN)

Nada extraño en un mundo donde “la concentración de gases de efecto invernadero ha aumentado también a niveles sin precedentes”. El dióxido de carbono fue casi un 20% superior en este periodo al registrado en los cinco años anteriores. La concentración mundial de este gas, que permanece en la atmósfera durante siglos y aún más tiempo en los océanos, alcanzará, o incluso excederá, las 410 partes por millón (ppm) para finales de 2019. El planeta superó la barrera de las 400 partes por millón en 2016.

Mares en aumento.- El nivel del mar ha sufrido un incremento global de cinco milímetros por año en ese periodo, frente a los cuatro milímetros por año durante el decenio 2007-2016 y a la media de 3,2 milímetros anuales registrada anteriormente, desde 1993.

Océanos tórridos.- Los océanos almacenan más del 90% del exceso de calor provocado por el cambio climático. Los océanos absorben un 30% de las emisiones anuales causadas por el ser humano, evitando un mayor calentamiento. Pero, a su vez, el CO2 retenido reacciona con el agua de mar y modifica la acidez de los océanos, que ha aumentado un 26% desde los comienzos de la Revolución Industrial. 

Fenómenos meteorológicos extremos.- Más del 90% de los desastres naturales están relacionados con el tiempo. Las olas de calor fueron el peligro meteorológico más mortífero durante el período 2015-2019, y afectaron a todos los continentes. 

Incendios forestales.- La sequía aumenta en gran medida el riesgo de incendios forestales.  Los incendios forestales causantes de las tres mayores pérdidas económicas de las que se tiene registro han ocurrido durante los últimos cuatro años. Además, liberan grandes cantidades de CO2 en la atmósfera. 

Fuente: elpais.com

Artículo de referencia:https://elpais.com/sociedad/2019/09/23/actualidad/1569228202_681767.html?rel=mas

Los últimos indicios científicos mantienen que una de las zonas mundiales que se verá afectada en mayor medida por el cambio climático será la cuenca mediterranea, el ultimo informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) así lo recoge.

Todos los informes previos han identificado a la cuenca mediterranea como un punto caliente en cuanto a vulnerabilidad frente al cambio climático, pero los ultimos informes indican que esta circunstancia puede llegar a ser mas grave de lo inicialmente planteado. Por ejemplo, el aumento de la temperatura de la región mediterránea ha llegado ya a los 1,5 grados respecto a los niveles preindustriales, lo que supone que el calentamiento en esta cuenca es un 20% más rápido que en la media del planeta. Y las perspectivas futuras no son mas halagüeñas, los futuros escenarios climáticos plantean para 2040 ese incremento llegará a los 2,2 grados y posiblemente superará los 3,8 en algunas zonas de la cuenca en 2100. Además, en solo dos décadas 250 millones de personas sufrirán pobreza hídrica en la zona por las sequías en una zona en la que historicamente siempre se ha tenido problemas en cuanto a la gestión de los recursos hídricos.

Además de lo relativo al aumento de temperaturas medias, también es importante destacar que se prevé una importarte subida en el nivel del mar, que puede alcanzar según las ultimas evidencias científicas mas de un metro para 2100 de acuerdo a los escenarios climáticos previstos. Adicionalmente está previsto un  aumento de la intensidad de las olas de calor y sequías, que golpeará con dureza a toda la cuenca mediterránea y por tanto también a España. El estudio destaca que la disponibilidad de agua dulce puede caer un 15% en las próximas décadas en el conjunto de la región mediterránea, lo que tendrá graves consecuencias en la agricultura. Y calcula que en 2040 alrededor de 250 millones de personas de la zona sufrirán pobreza hídrica —dispondrán de menos de 1.000 metros cúbicos por cabeza al año—. Esta situación, advierten los científicos, puede hacer que aumenten los conflictos e, incluso, las migraciones masivas.

Fuente: elpais.es

Artículo de referencia: https://elpais.com/sociedad/2019/10/08/actualidad/1570545300_377791.html

El 23 de septiembre de 2019 se ha celebrado en Nueva York la Cumbre del Clima en las instalaciones Organización de Naciones Unidas. Con algunas importantes ausencias oficiales como Estados Unidos y Brasil, hacer balance de las reuniones internacionales sobre cambio climático sigue siendo el relato de la botella medio llena y medio vacía.

Como resumen del balance oficial de resultados:

  • 77 países se comprometieron a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero netos para el año 2050
  • 70 países anuncian que impulsarán sus planes de acción nacionales para 2020 (en el marco del Acuerdo de París) o que han comenzado el proceso para hacerlos realidad.
  • Más de 100 líderes empresariales realizaron acciones concretas para alinearse con los objetivos del Acuerdo de París y acelerar la transición de la economía gris a la verde.
  • Más de 100 ciudades, incluidas muchas de las más grandes del mundo, anunciaron importantes y nuevos pasos concretos para combatir la crisis climática.
  • 12 países asumen compromisos financieros con el Fondo Verde para el Clima, el organismo financiero oficial mecanismo para ayudar a los países en desarrollo en prácticas de adaptación y mitigación para contrarrestar cambio climático. España anuncia 150 millones de euros en los próximos cuatro años.
  • India se compromete a aumentar la capacidad de energía renovable a 175 Gw para 2022 y se compromete a seguir aumentando a 450 Gw.
  • China anuncia que reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero en más de 12.000 millones de toneladas anuales, y que seguiría un camino de alta crecimiento de calidad y desarrollo bajo en carbono.
  • Francia anuncia que no firmará ningún nuevo acuerdo comercial con países que tienen políticas contrarias al Acuerdo de París.
  • La Unión Europea anuncia que al menos el 25% del próximo presupuesto de la UE se dedicará a actividades relacionadas con el clima.
  • La Federación de Rusia anuncia que ratificará el Acuerdo de París, con lo que el número de países que se han adherido pasará a ser de 187.
  • Pakistán anuncia que plantará más de 10.000 millones de árboles en los próximos cinco años.
  • 87 empresas importantes se comprometen a reducir las emisiones y alinear sus negocios con lo que los científicos dicen que es necesario para limitar lo peor impactos del cambio climático.
  • 130 bancos, un tercio del sector bancario global, se inscribieron para alinear sus negocios con las metas del Acuerdo de París en la transición energética.
  • Francia y Nueva Zelanda anuncian que no permitirán nuevas explotaciones de petróleo o el gas en su territorio o en sus aguas territoriales.
  • Finlandia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Países Bajos, Portugal, Eslovaquia y la República de Cora anuncian medidas para eliminar el uso del carbón en centrales de energía.

Pese a que se han alcanzado acuerdos positivos, no han faltado las críticas a la actuación de los gobiernos en material del lucha contra el cambio clímatico. Antes de concluir la cumbre ya se conocían críticas de diversos sectores, en especial las protagonizadas por Greta Thunberg, con frases como la dirigida a los líderes mundiales: “Si elegís fallarnos, os digo que nunca os perdonaremos; no dejaremos que os salgáis con la vuestra”. Tras el discurso de la joven activista sueca, ella misma y otros 15 jóvenes presentaron una queja oficial sobre el impacto de la crisis climática sobre los jóvenes ante el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas. La cumbre de Nueva York estaba preparada para recibir no discursos sino planes y acciones concretas, pero “no ha habido nuevos compromisos sustanciales de los jefes de gobierno, con discursos en algunos casos vacíos de contenido”, según afirma la periodista especializada en cambio climático Chloé Farand en un artículo de análisis publicado en Climate Home News.

Fuente: lavanguardia.com

Artículo de referencia: https://www.lavanguardia.com/natural/cambio-climatico/20190924/47609578722/balance-cumbre-clima-onu-nueva-york-criticas.html