Mostrando artículos por etiqueta: GEI

Se ha publicado el Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de Extremadura para el periodo 2014-2017

En este Informe plurianual  se recogen los datos de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en Extremadura. Los gases considerados son el dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), hidrofluorocarbonos (HFCs), perfluorocarbonos (PFCs) y hexafluoruro de azufre (SF6). Este informe recoge la situación para los años 2014, 2015, 2016 y 2017 en relación a los todos los sectores emisiones según la metodología oficial Commo Reporting Format (CFR) impuesta por el Panel Intergubnernamental de expertos sobre Cambio Climático (IPCC):

  • 1.- Procesado de la Energía
  • 2.- Procesos Industriales
  • 3.- Agricultura
  • 5.- Tratamiento y eliminación de residuos.

El documento está disponible para su descarga en el apartado Publicaciones de nuestra web, o si lo prefiere puede descargarlo desde el siguiente enlace:

Publicado en oecc

La concentración en la atmósfera de los principales gases de efecto invernadero, dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), marcó un nuevo récord durante 2018.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha recordado que en el caso del CO2, principal gas responsable del calentamiento global, hay que retroceder al menos tres millones de años para encontrar una concentración tan grande en la atmósfera.

Estos gases siempre han estado presentes en la atmósfera terrestre e impiden que parte del calor que desprende la Tierra tras ser calentada por el Sol se pierda en el espacio. Gracias a ellos el planeta tiene una temperatura que lo hace habitable para el hombre. Pero el equilibrio que ha existido durante miles de años se ha roto y la OMM tiene claro el responsable: “la quema de combustibles fósiles"

En el caso del CO2, la concentración alcanzó en 2018 las 407,8 partes por millón (ppm), lo que supone casi un 47% más que el nivel preindustrial (1750).

          Fuente: Organización Meteorológica Mundial (EL PAÍS)

La OMM ha resaltado que este incremento continuo de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera implicará que las generaciones futuras tendrán que afrontar impactos cada vez más graves del cambio climático, como el aumento de las temperaturas, los eventos extremos, el estrés hídrico, el aumento del nivel del mar y la pérdida de ecosistemas marinos y terrestres. Paralelamente a ese aumento de los gases en la atmósfera, el año 2018 fue el cuarto año más cálido registrado desde que hay mediciones fiables, que arrancan en 1850.

Mientras la concentración de estos gases aumenta en la atmósfera, las proyecciones de evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero no reflejan nada bueno.

El Acuerdo de París establece que, al no ser suficientes los planes de recorte de los países para evitar que las emisiones sigan creciendo, los Estados deben revisarlos de nuevo al alza, debiendo de llevar a cabo la primera revisión durante el próximo año. Se espera que en la cumbre del clima que se celebra en Madrid dentro de una semana, más países se comprometan a hacerlo.

De momento, Chile ha conseguido que 68 países (entre ellos España) se comprometan a revisar al alza sus planes de recorte. La ONU espera que en la cumbre de Madrid se sumen más Estados.

 

Fuente:El País

Noticia original: https://elpais.com/sociedad/2019/11/24/actualidad/1574595025_531338.html

Publicado en oecc
Etiquetado como