Jueves, 04 Agosto 2022 08:42

El Mediterráneo alcanza 30° en una potente ola de calor marina que ya ha batido récords

Las olas de calor no solo son terrestres, también las sufren mares y océanos. En el Mediterráneo se está produciendo una muy dura, “con temperaturas de entre 28° y 30°, hasta 5° por encima de los valores normales”, explican desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Este calor intenso multiplica en la costa las noches tropicales y ecuatoriales —en las que no baja de 20° y de 30°—, pone en peligro los hábitats marinos y agita el miedo a lluvias torrenciales en el Levante.Los meteorólogos explican que, aunque un mar demasiado cálido es una “bomba”, lo verdaderamente determinante para desencadenar este tipo de episodios son factores atmosféricos como una dana —un embolsamiento de aire en capas altas conocido popularmente como gota fría— o una vaguada —un área de bajas presiones en las capas altas con forma de lengua y aire frío en su seno.

Desde Aemet calculan que la ola de calor marina comenzó a finales de mayo o principios de junio, cuando la temperatura del agua era ya de 25°, y alerta de que la frecuencia de este fenómeno está aumentando. Se debe “al calentamiento global, ya que temperaturas globales mayores provocan temperaturas más altas en el mar”. Y, al igual que ocurre con las terrestres, las marinas son ahora más potentes en un Mediterráneo ya de por sí recalentado. 

La ola ha ido variando en intensidad y en zonas más afectadas. Ahora mismo, lo peor se concentra en la “cuenca occidental, de Italia a la península Ibérica”, donde están las mayores anomalías, de entre 3° y 5°, sobre todo de Cerdeña a las Baleares, de 4° a 5°, según datos satelitales. En Barcelona es de 3°. El antecedente más cercano fue 2017, aunque puede estar a la altura de la ola de 2003, hasta ahora el verano más cálido. De momento, tiene una intensidad algo inferior, ya que en la de 2003 se midieron 31° en Baleares.

Otra derivada es el impacto en la flora y fauna marinas. “El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ya alertó en 2019 de que las olas de calor marinas son muy perjudiciales para los ecosistemas de coral y para la fauna piscícola”

Las especies autóctonas “se verán desplazadas por invasoras que se cuelan por el canal de Suez desde el mar Rojo, cuya temperatura se está equiparando a la mediterránea”, se está alterando el metabolismo de los peces, que se desorientan y se acercan a la costa. En Alicante, se han producido mordeduras de obladas, unos peces que viven en profundidades de 5 a 20 metros. Es muy grave también su efecto sobre las praderas de posidonias, que cada vez se ven sometidas a un mayor estrés térmico, lo que está alterando su ciclo vital y causando su regresión. Las posidonias generan más oxígeno que el Amazonas y contribuyen a mitigar los efectos del cambio climático.

FUENTE: EL PAIS

ENLACE NOTICIA: Lluvias torrenciales: El Mediterráneo alcanza 30° en una potente ola de calor marina que ya ha batido récords | Clima y Medio Ambiente | EL PAÍS (elpais.com)

 

Visto 25 veces